Porque siempre ladra mi perro?

Veterinaria…la gran desconocida
19 enero 2020

Porque siempre ladra mi perro?

El ladrido es una forma natural de comunicación de los perros y no hay una solución única para poder saber por qué ladran de una forma continua y molesta. Identificar el por qué su perro ladra, es un camino para encontrar una manera de restaurar la tranquilidad en su casa.

La mayoría de los perros ladran, pero hay varias estrategias para tratar de corregir el comportamiento excesivo de los ladridos. Pueden tener mucho éxito; pero no hay que esperar resultados milagrosos de la noche a la mañana. Cuanto más tiempo su perro ha estado ladrando, más tiempo le costara cambiar su costumbre.

Determinar la causa raíz del ladrido lo ayudará a descubrir la mejor manera de reducirlo. Si su perro ladra debido al abandono, proporcionarle a su mascota algo que hacer, puede ser la respuesta. Sin embargo, si los problemas de separación son el desencadenante, esto puede requerir un enfoque completamente diferente.

No le grite… cuando lo hace, su amigo supone que que está ladrando junto con él. Las caricias y los premios cuando deje de ladrar, son buenos incentivos para que entienda lo qué esperas de él.

Sea constante, no hay que confundir a su perro. Todos en su familia deben aplicar los mismos métodos de entrenamiento cada vez que su perro ladre de manera inapropiada.

Permitir que su perro conozca al cartero y pedirle que le dé una galleta para perros puede ayudar.  Un perro que ha tenido muchas experiencias positivas con todas las edades y tipos de personas, incluidas las personas en bicicleta, en silla de ruedas, niños, etc., es menos probable que les ladre.

Hay que ignorar el ladrido de su perro hasta que deje de ladrar. Eso significa que no le preste atención mientras está ladrando. Su atención sólo lo recompensa por ser ruidoso. No le hables, no lo toques, ni lo mires. Cuando finalmente se calme, incluso para tomar un respiro, recompénselo con una golosina.

Para tener éxito con este método, se debe esperar tanto hasta que él pare de ladrar. Si ladra una hora seguida y finalmente te sientes tan frustrado que le gritas para que se quede callado, la próxima vez, probablemente, ladrará durante una hora y media. A medida que se de cuenta de que estar en silencio se le da un regalo, poco a poco comprenderá lo que se espera de él.

Dele a su perro la orden de “ladra”, espere a que ladre dos o tres veces, y luego ponga una sabrosa golosina delante de su nariz. Cuando deje de ladrar para oler la golosina, alabarle y darle la golosina. Repita hasta que empiece a ladrar tan pronto como diga “ladra”.

Si tu perro ladra por la calle cuando se cruza con otros perros, automáticamente recogemos y tensamos la correa y el perro nota la tensión; es contraproducente, hay que seguir como si nada, tranquilos y firmes para que el perro lo note, y no se tense al paso de un congénere

Y por fin cambie el sonido de su timbre de la puerta para poder disociarlo del sonido al que está acostumbrado a acompañar con ladridos.

Cada perro es un mundo diferente y estos ”tips” pueden o no pueden servirle con su amigo de cuatro patas. Si no consigues controlarlo, es mejor acercarse a un entrenador quién entenderá  el por qué y aconsejará sobre el comportamiento del perro y sobre todo cómo aplicar las técnicas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y
la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies