Con la época cálida llega la temible leishmaniosis.

Es posible entrenar a los gatos?
11 marzo 2019
Cuando un amigo se nos va…..
9 abril 2019

Con la época cálida llega la temible leishmaniosis.

Llega la época cálida y con ella los mosquitos que infectan a nuestras mascotas de la terrible enfermedad mortal; la leishmaniasis.

La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria que se encuentra en partes de los trópicos, los subtrópicos y el sur de Europa. Es causada por la infección con parásitos de Leishmania, que se transmiten por la picadura de los mosquitos infectados.

Los signos clínicos más frecuentes de la leishmaniosis canina son lesiones cutáneas dermatosis, alopecia, úlceras, pérdida de peso, intolerancia al ejercicio, disminución del apetito, lesiones oculares, vómitos y diarrea. Estos signos clínicos se desarrollan generalmente de forma lenta y progresiva, a veces a lo largo de varios meses o incluso varios años.

Se ha demostrado ampliamente que el uso de insecticidas tópicos en forma de collares o aplicaciones puntuales de pipetas, reduce la transmisión de la enfermedad y la prevalencia de Leishmaniosis.

La eficacia de los collares que previenen la infección por Leishmania se ha demostrado en varios ensayos. La duración de la eficacia de este collar es de 5-6 meses.

Para controlar la enfermedad es importante que los perros infectados y enfermos también sean tratados con insecticidas tópicos a fin de prevenir la transmisión de la enfermedad a perros no infectados.

Finalmente, es importante señalar que esta medida preventiva puede usarse junto con otras intervenciones como las vacunas.

Las áreas de distribución del mosquito que trasmite la terrible enfermedad son: el sur de América Central, en el Oriente Medio, en Suramerica. los
países Mediterráneos de África, así como la India, partes de China y otras áreas de Asia.

En España las regiones más afectadas son las de Aragón, Cataluña, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León.  Normalmente comienza en mayo y finaliza en septiembre u octubre si se prolonga el verano. Los mosquitos permanecen durante el invierno en estado de larvas. En las zonas más cálidas de España encontramos mosquitos prácticamente todo el año.

En el caso de que descubra alguno de los síntomas arriba descritos, ha de llevar su amigo peludo al Veterinario urgentemente Su veterinario le realizará un examen físico minucioso, teniendo en cuenta el historial de antecedentes de los síntomas y los posibles incidentes que podrían haberlo ocasionado. Se realizará un análisis sanguíneo completo, que incluirá un perfil de sangre química, y un análisis de orina. Su médico buscará pruebas de enfermedades como lupus, cáncer y moquillo, entre otras posibles causas de los síntomas. Se tomarán muestras de tejido de la piel, el bazo, la médula ósea o los ganglios linfáticos para el cultivo en laboratorio, así como los líquidos aspirados. Dado que a menudo hay lesiones relacionadas en la superficie de la piel, también se realizará una biopsia de piel.

Está en el mercado desde el año 2011, la vacuna contra la leishmaniasis en perros. Su administración ha de ser realizada en perros sanos, y sus efectos serán la estimulación del sistema inmunológico, esta  vacuna no elimina al 100% las posibilidades de contraer la enfermedad, por lo que sigue siendo aconsejable el uso de repelentes, especialmente en las zonas y las épocas más proclives al desarrollo de la enfermedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y
la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies